Investigación expone la crueldad hacia los terneros en lecherías chilenas

Recién nacidos son separados de sus madres y encerrados en pequeñas jaulas por hasta 3 meses, método ya prohibido en toda la Unión Europea

Para celebrar el Día Mundial de la Leche Vegetal hoy, 22 de agosto, la organización internacional Sinergia Animal lanzó una investigación sobre la producción de leche en Chile. Los materiales, que se obtuvieron el mes pasado en varias lecherías, revelan que el país todavía utiliza el confinamiento de terneros en jaulas individuales, considerado uno de los sistemas de producción más crueles del mundo.


Audios y videos revelan que los terneros se separan de sus madres poco después de nacer y se mantienen en jaulas diminutas por hasta 3 meses, donde no pueden caminar, correr o interactuar libremente con otros animales. El confinamiento de terneros en jaulas individuales durante más de dos meses ya ha sido prohibido en toda la Unión Europea y varios estados de los Estados Unidos.


"Estudios han demostrado que confinar a los terneros durante períodos prolongados, especialmente en los primeros meses de vida, puede afectar su desarrollo óseo y muscular e incluso afectar su capacidad para caminar",

dijo Diamela Covarrubias, coordinadora de Sinergia Animal en Chile.

"Es absolutamente cruel e inaceptable".

En una de las imágenes más chocantes de la investigación, una empleada coloca a un ternero recién nacido en una carretilla y lo arroja a una jaula a los pocos minutos de haber nacido. Las vacas ni siquiera amamantan a sus crías una vez. "Todo este contacto intentamos evitarlo al máximo", explicó el propietario de una de las lecherías investigadas.


Los expertos en bienestar animal han criticado durante varias décadas la práctica de la separación temprana, que causa sufrimiento en madres y crías y puede dañar la salud y el aumento de peso de los animales.


También se han documentado problemas de desnutrición. En un audio, una empleada cuenta que cuando comenzó a trabajar en el establecimiento, los machos estaban mal alimentados y la mayoría estaban muriendo de hambre. “Castigaban a los machos por ser machos. Les daban 2 litros, 1,5 de leche (al día) y eso los perjudicaba más, porque la mayoría se moría, se enfermaba”, se lamentó.


La misma funcionaria declaró que, actualmente, los terneros machos todavía reciben 2 litros menos de leche que las hembras por día, ya que no son tan útiles para la industria lechera. Debido a que no producen leche, los machos todavía se venden a los mataderos y se utilizan para producir carne barata, como salchichas y embutidos. En 2012, una investigación de la ONG ‘Elige Veganismo’ reveló que machos en la industria lechera chilena morían de inanición, deshidratación o era envenenados.


Las terneras tienen el mismo destino que sus madres. Las vacas son inseminadas artificialmente para que puedan parir y producir leche sin pausa. "Es sencillo, las vacas al igual que las mujeres dan leche solamente cuando tienen hijos. Entonces, nuestro propósito es que estén paridas y preñadas permanentemente", reveló el dueño de un establecimiento lechero en una entrevista.



Los investigadores de Sinergia Animal descubrieron que sólo se ordeña a las vacas dos veces al día, lo que causa hinchazón de las mamas. En condiciones naturales, la madre amamantaría varias veces durante el día a su ternero, pero esto no ocurre en las lecherías. Las imágenes de la investigación muestran vacas con mamas tan grandes que la leche se cae al suelo y algunas tienen dificultad para caminar. Otra condición común observada fue una infección dolorosa causada por la suciedad y el propio sistema de ordeño llamada 'mastitis'.


Además de Chile, Sinergia Animal también ha lanzado simultáneamente investigaciones en Argentina y Colombia, donde los terneros recién nacidos también se mantienen hasta tres meses en cuerdas cortas y se dejan en el medio de los campos, sin protección contra el calor o el frío. La mega operación destaca el alcance de las prácticas crueles y desactualizadas en América Latina.


“A mediados del siglo XXI, ninguno de nosotros necesita colaborar con esta crueldad. Hoy invitamos a todos los chilenos a probar alternativas vegetales que sustituyen los productos lácteos de origen animal ”,

agregó Diamela. Para ayudar con la transición, Sinergia Animal ha preparado una 'Guía de productos lácteos libres de crueldad' que se puede descargar en www.sinergiaanimal.org/leche.